La Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio y Los Latinos. Otros beneficios para los latinos de la Ley del Cuidado de Salud incluyen

04/01/2012

  • Manejo de enfermedades crónicas. Las minorías raciales y étnicas frecuentemente reciben atención de menor calidad y enfrentan mayores obstáculos en el acceso a la atención que la población blanca sin origen latino, incluyendo el manejo de enfermedades crónicas.[19] Los latinos reportan una inferior calidad y menor acceso a la atención médica en aproximadamente un 83 por ciento de las medidas principales de acceso y un 60 por ciento de las medidas principales de calidad, incluyendo la falta de disponibilidad de pruebas de detección del cáncer y los tratamientos recomendados para la diabetes.[20], [21] Cuando las enfermedades crónicas no se manejan adecuadamente los pacientes podrían desarrollar condiciones secundarias y sufrir un deterioro de su salud. Por ejemplo, los latinos con diabetes tienen más probabilidades que la población blanca sin origen latino de contraer una enfermedad de los riñones y sufrir amputaciones de extremidades.[22] La Ley del Cuidado de Saludinvierte en innovaciones como los equipos de atención de salud de la comunidad para mejorar el manejo de enfermedades crónicas.[23] Este enfoque se compromete a mejorar la atención a los 4.3 millones de adultos latinos que sufren de diabetes.[24]
  • Aumento del acceso a Centros de Salud Comunitarios. Aproximadamente el 35 por ciento de los pacientes atendidos por los centros de salud de la comunidad en 2009 fueran latinos. La Ley del Cuidado de Salud aumenta los fondos disponibles para los más de 1,100 centros de salud comunitarios en los cincuenta estados lo cual les permitirá aumentar el número de pacientes que son atendidos. Los centros de salud han recibido financiación para crear nuevos sitios de centros de salud para ampliar los servicios de salud preventivos y de atención primaria y apoyar proyectos mayores de construcción y renovación en las zonas carentes de servicios médicos.[25]
  • La diversificación de la fuerza laboral de salud y el fortalecimiento de la competencia cultural. La Ley del Cuidado de Saludaumenta la diversidad racial y étnica de los médicos, enfermeras y otros profesionales de la salud. Por ejemplo, la ley ha ayudado a prácticamente triplicar el número de médicos en el National Health Service Corps (el Cuerpo), una red de proveedores de atención primaria que atienden a comunidades con esenciales necesidades médicas, dentales o de salud mental.[26] El Cuerpo ofrece becas y pago de préstamos a estudiantes de medicina y médicos de atención primaria, así como otros profesionales de la salud, a cambio de un compromiso para trabajar en un área de escasos servicios de salud. Médicos latinos representan alrededor del 20.8 por ciento del Cuerpo, un porcentaje que supera la cuota de 5.5 por ciento de la disponibilidad de médicos nacionalmente.[27]

    Otras iniciativas de la Ley del Cuidado de Salud facilitan que personas con desventajas económicas se conviertan en profesionales de la salud y fortalecen la capacitación en competencia cultural entre los proveedores del cuidado de la salud.[28] Estas iniciativas ayudarán a los proveedores a comprender mejor y responder a las experiencias y necesidades particulares de los latinos y otras minorías y a la vez comunicarse más efectivamente con sus pacientes.

  • Incremento enla investigación de disparidades de la salud: La Ley del Cuidado de Salud invierte en la recolección de datos y la investigación para ayudar a comprender mejor las causas de las disparidades de la salud y así desarrollar mejores programas para eliminarlas.[29] La ley requiere que el secretario del Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS en inglés) establezca las normas de recogida de datos de raza, etnia, sexo, idioma principal, y la condición de discapacidad para su inclusión en los estudios realizados o patrocinados por el HHS. En 2011, el HHS publicó las normas étnicas para la recolección de datos y ha iniciado el proceso de actualización de las normas de recolección de datos en otras áreas. Las normas étnicas amplían las categorías de respuesta en las encuestas de población de HHS para origen hispano, latino(a) o en español, y incluyen sub-preguntas en país de origen (es decir, mexicano, puertorriqueño, cubano) y se les pedirá de los encuestados de todas las edades. Esta mejora en las normas de recopilación de datos ayudará a comprender mejor las disparidades de salud entre este grupo étnico diverso y últimamente avanzará hacia la eliminación de las disparidades de salud. Las normas étnicas para la recolección de datos son fundamentales para obtener la información necesaria para mejorar los esfuerzos por comprender las causas, para diseñar las respuestas eficaces, y para evaluar el progreso en eliminar estas disparidades.[30] Aprovechando de la Ley del Cuidado de Salud, el HHS también ha desarrollado y está implementando el Plan de Acción contra las disparidades, el mayor compromiso del Departamento que ya existe para la eliminación de las disparidades.[31]

    La Ley del Cuidado de Salud también invierte en el programa de transformación de comunidades para apoyar a los estados y las comunidades en la promoción de estilos de vida saludables (por ejemplo, vida sin tabaco), especialmente entre los grupos que experimentan altas tasas de enfermedades crónicas, tales como los latinos. El programa tiene como objetivo mejorar la salud, reducir las disparidades de salud, y reducir los costos de atención médica.[32] La ley promueve al Centro Nacional de Salud de las Minorías y Disparidades en Salud que es parte de los Institutos Nacionales de Salud (NIH en inglés) al estatus de Instituto, lo que le permite planificar, coordinar, y evaluar las desigualdades relacionadas con las investigaciones de los NIH.[33] La ley también crea un Instituto centrado en la investigación de los resultados del paciente con enfoque en la investigación de efectividad comparativa y también examinará las diferencias en los resultados de los servicios de salud entre las minorías raciales y étnicas.[34]

View full report

Preview
Download

"rb.pdf" (pdf, 295.45Kb)

Note: Documents in PDF format require the Adobe Acrobat Reader®. If you experience problems with PDF documents, please download the latest version of the Reader®